Coloriuris

Prestador de servicios de confianza saber más

Prólogo del editor a «ColorIURIS | Una aportación independiente a la cultura libre»

« A los seres humanos del Renacimiento les hubiera encantado vivir en nuestros tiempos. No es que no haya desigualdades e injusticias, pero hay mucha gente que hace lo posible para que todo sea cada día un poco mejor.

En nuestros días el Conocimiento fluye con una rapidez y facilidad que seguramente ni siquiera esos grandes personajes del Renacimiento hubieran podido imaginar. Ciencia y Arte encuentran cada día nuevas formas de expresión y a veces no podemos saber si una imagen o un objeto material, tiene más de esto o de aquello.

En una época en la que la información y el conocimiento se convierten en los activos más preciosos, se da la paradoja de que lo esencial es compartirlos y de que su valor resulta precisamente de su capacidad para ser compartidos.

Es misión esencial del Derecho dotar a la sociedad de los cauces necesarios para que la creación llegue a todas partes de forma justa y equilibrada y que los autores encuentren cada día mayores estímulos para seguir dando a esa sociedad los frutos de su mirada única, capaz de ver las mismas cosas, pero de forma diferente..

Aragón, tierra de Pedro J. Canut, fue siempre tierra de Derechos y Libertades. El Derecho Aragonés siempre ha permanecido como seña de identidad de sus ciudadanos y nuestra tierra siempre propició la existencia de grandes juristas y pensadores (difícilmente eso puede caminar de forma separada). Por eso no es de extrañar que Coloriuris, profundamente enraizado en Aragón, sea la más moderna expresión de siglos de historia del Derecho, aplicados a la creación y al conocimiento. Aunar tecnología y tradición jurídica, latina y germánica, que además pueda ser compartida en sistemas sociales distantes como China o por los sistemas hermanos Latinoamericanos tiene un mérito indiscutible. Que además podamos sentirlo como algo nuestro, es algo que solo puede tener el origen en la generosidad del saber compartir, y eso es algo de lo que Pedro J. Canut siempre ha sabido mostrar.

Nuestra Fundación se felicita y se siente profundamente honrada en manifestar su pleno apoyo a Coloriuris participando en la edición de esta obra en la que, paseando por sus páginas, el amable lector podrá a la vez, aprender y disfrutar.»

Roberto L. Ferrer Serrano
Presidente de la Fundación “Privacidad y Sociedad del Conocimiento”

Presentación del Vice-consejero de Ciencia y Tecnología del Gobierno de Aragón al libro de Pedro J. Canut

« En las sociedades más desarrolladas, las tecnologías de la información y las comunicaciones van impregnando cada día con mayor profundidad y extensión todos los ámbitos de actividad del ser humano, desde la formación, la vida familiar y de ocio, pasando por la manera de hacer negocios y mejorar los procesos productivos, hasta la forma de relacionarnos con las administraciones públicas y las instituciones. Necesariamente este mundo tecnológico se abre paso entre los modelos clásicos que han regulado nuestra vida y nuestra sociedad mucho antes de la aparición de los ordenadores y de internet: la relación entre personas y países, las relaciones comerciales, el proceso de enseñanza y aprendizaje, la elaboración de las leyes y la forma de velar por el cumplimiento de las mismas, etc.
Si bien históricamente se han producido determinadas revoluciones que han dado lugar a notables avances en nuestro mundo, en estos momentos no sólo hay que considerar que estamos inmersos en una nueva revolución, sino que hay que tener en cuenta la velocidad tan vertiginosa con la que se están produciendo los cambios. Las redes telemáticas que soportan el tráfico de información digital son cada vez más rápidas y se extienden capilarmente por los territorios, pero la capacidad de adaptación de nuestra sociedad no es en muchos casos tan rápida. Las empresas que no reaccionan a tiempo adecuando su modelo de negocio al mundo web se vuelven menos competitivas; los ciudadanos que no ven necesaria la adopción de estas tecnologías para su vida personal y familiar se encuentran ante una notable pérdida de oportunidades; las áreas geográficas separadas por una brecha digital de conectividad se enfrentan a desigualdades sociales; las administraciones están obligadas a modernizarse para poder prestar servicios a los ciudadanos por medios telemáticos, y toda esta sociedad en transformación urge a la elaboración de nuevas leyes que regulen adecuadamente la nueva realidad en la que estamos inmersos.

Es en este punto donde hay que poner en valor el trabajo de un conjunto de personas que son capaces de abordar desde una perspectiva multidisciplinar la complejidad de armonizar el mundo jurídico y el mundo digital: por un lado las normas de que nos dotamos las sociedades para garantizarnos unos derechos y conocer nuestras obligaciones, circunscritas a nuestras fronteras y con vocación de inmutabilidad, y por otro lado un mundo sin barreras y de difícil control, absolutamente descentralizado y universal, en rapidísima transformación.

Dentro de este selecto grupo de personas que se esfuerzan, en una agotadora carrera contra el tiempo, por analizar esta compleja realidad jurídico-tecnológica, aportando además novedosas propuestas que ayuden a la nuestros ciudadanos e instituciones a solucionar los retos que la sociedad del conocimiento nos plantea, se encuentra el aragonés Pedro J. Canut. Este abogado, natural de Barbastro, especializado en derecho informático y experto en abogacía electrónica, arroja con esta obra algo más que un rayo de luz en el complicado paso que une el mundo de los derechos de autor y el mundo del libre acceso a la cultura.

El autor nos va llevando de la mano por los conceptos clave que sirven de base de partida para su propuesta: el formato digital de la información que conlleva la facilidad para descargar los archivos y reproducirlos, la facilidad de copia, el fenómeno del plagio, la aparición de sistemas anticopia, las diferentes aproximaciones legales a este problema, la compleja regulación de internet (con especial atención a algunos aspectos como la firma electrónica, la protección de datos, etc.), la defensa de la cultura libre, para acabar con la propuesta ColorIURIS, tal y como la define el autor, como “una propuesta de equilibrio”.

No cabe duda de que esta obra, accesible para cualquier lector pero rigurosa en su planteamiento y en su análisis, nace como un referente en esta materia que ayudará sin duda a todos los interesados en estas materias (juristas, tecnólogos, responsables de las administraciones públicas, etc.) a comprender mejor las implicaciones jurídicas de vivir en un mundo interconectado por redes de ordenadores, donde es posible ya acceder a la información en cualquier momento y desde cualquier lugar, y donde cada persona puede, en principio, publicar o demandar contenidos de forma inmediata.»

Zaragoza, noviembre de 2007

 

Fernando Beltrán Blázquez
Viceconsejero de Ciencia y Tecnología
Gobierno de Aragón

Paula Durán en SIMO

Después de unos meses (dos concretamente), desde la web de youlivek, la conferencia impartida por Paula en SIMO.

 

Contrato Coloriuris

Pedro J. Canut: “Empezamos a vivir en un mundo de la cultura libre” (Diario del AltoAragón)


(Clica en la imagen para descargar en PDF el artículo completo)